2 June 2008

La Cumbre de Darwin

This is the second in a series of guest posts (first post here) in Spanish by Argentinian biologists and writers Hilda Suárez and Alejandro Balbiano, early and enthusiastic supporters of The HMS Beagle Project. We feel it is wholly fitting that there should be a voice for the Beagle Project en español, and we hope this series helps to expand awareness of the project in South America, the central venue of the Voyage of the Beagle. ~ KJ

* * * * *

LA CUMBRE DE DARWIN

Por Hilda Suárez y Alejandro Balbiano (Argentina)

En enero visitamos una zona que Darwin recorrió entre el 8 y el 9 de septiembre de 1833. Escribió en su diario: “Arribé aquí por la tarde, preparando los caballos y un guía, partimos para la Sierra de la Ventana”.

En esta zona de la provincia de Buenos Aires existe un cordón serrano, cuyo cerro más emblemático es el Ventana, nombre que recibe por una formación natural: un hueco en su cumbre. Se pensó siempre que Darwin había escalado este cerro, pero resultaba extraño que no mencionara en su diario la existencia de tan notable característica.

El hueco, de 8 metros de alto, 5 de ancho y 10 de profundidad, fue una cueva que perdió la pared del fondo por la acción del agua y de los vientos, que actuaron sobre la roca durante millones de años. El lugar era frecuentado por los pampas serranos, antiguos pobladores nómades parientes de los tehuelches patagónicos.

Pero en su diario Darwin menciona que se encontró “con un valle al final del precipicio que me separaba de los 4 picos”. Y así es como se ve otro cerro de la zona, el Tres Picos, pero desde el río Sauce Grande, por donde él subió.

El Tres Picos es la cumbre más alta de la provincia de Buenos Aires, con 1.239 metros, y cuando se lo trepa por el paso Funke, como se hace actualmente, se pueden ver y visitar una serie de cuevas, que Darwin no pudo ver ya que lo ascendió desde el lado opuesto. En algunas de esas cuevas hay pinturas rupestres hechas por los nativos tehuelches. En una próxima entrega les contaremos algunos detalles del ascenso a su cumbre.

Cerro Tres Picos al fondo, con sus 4 puntas, como lo vio Darwin desde el río Sauce Grande.

Antes de despedirnos, queremos contarles algo más. La zona de Sierra de la Ventana está ubicada en plena pampa argentina, y si bien es bastante seca, nunca lo fue tanto como este año. La región está bajo los efectos del fenómeno climático conocido como La Niña (con efectos opuestos al de El Niño) que aquí produce sequías.

Y este año las sequías fueron extremas, lo que contribuyó para que ocurrieran una serie de incendios, que afectaron un área protegida: el Parque Provincial Ernesto Tornquist, un lugar único de la Argentina y que protege a varias especies de aves, reptiles, anfibios y plantas, que solo viven en este lugar del planeta. Se quemaron unas 2 mil hectáreas de pastizal serrano.

La buena noticia es que luego del incendio llovió durante unos días, y después de una semana las plantas nativas o autóctonas comenzaron a brotar nuevamente…

Incendio en el Parque Provincial Ernesto Tornquist


Después del fuego, la vida renace…

5 comments:

Kevin Zelnio said...

Como intresa! Estoy intressado qué Darwin pensaría de las plantas que se presentan de la roca nueva.

Sabe cuánto tiempo el viajado en la Argentina?

LOSBIOLOGOS said...

Darwin visitó la Argentina entre los años 1832 y 1834. Cabalgó y caminó por muchos lugares que hoy forman parte de la geografía de la República Argentina. Eso será tema de próximos blogs.

Pensamos que Darwin diría lo que escribimos al final del relato "que la vida renace" a pesar de todo. Pero debemos colaborar para cuidar la vida de nuestro planeta.

Rocío Suárez said...
This comment has been removed by the author.
Rocío Suárez said...

Acabo de ver la foto del incendio y no lo puedo creer. De todos modos la naturaleza es sabia y como dijeron la vida renace.
Saludos
Rocio

Rocío Suárez said...
This comment has been removed by the author.